jueves, 2 de enero de 2014

-Juliana  está muy gorda y con esa cara tan linda la voy a llevar a un doctor para que baje de peso.
Con esas palabras comenzó lo que sería mi camino disfuncional frente a la comida. De niña nunca quería comer, básicamente me daba pereza masticar y la carne el pollo, las verduras y las frutas no me sabían bien, mi mama desesperada encontró que me gustaba la mantequilla con pan,  ese fue mi menú durante buena parte de mi infancia. 
Mis padres estaban separados y cuando nos veíamos con mi papa el nos regalaba con chocolates y chucherías, así comencé a asociar las golosinas con el amor de mi papa. Mi mama por otro lado me ofrecía comidas aburridas y yo me alimentaba de mantequilla y pan.

Nunca pensé que llegaría a tener problemas con el peso ni que llegaría a recurrir a la solución más drástica dentro del arsenal de la lucha contra el peso. Cuando cumplí 12 años mi cuerpo comenzó a cambiar delante de mis ojos y aparecieron redondeces incomodas que me hacían sentir gorda, como mi hermana mayor Juliana estaba camino a un médico para adelgazar aproveche para asistir con ella a la cita y escuchar la dieta de ella. Esa sería mi introducción al concepto de las calorías. 
El menú de juliana consistía en un desayuno de 100 calorías, un almuerzo de 200 calorías, un entremés de 50 calorías y una cena de 150 calorías, para un total de 500! Ignorante de todo conocimiento en nutrición a los 13 años comencé a contar calorías. Mantener ese régimen era una tortura así que muy pronto le incluí golosinas y comida chatarra, los kilos comenzaron a aumentar y desde ese momento he vivido durante más de 30 años luchando con mi peso como un yoyo, he probado todas las dietas que existen y he asistido a cuanto tratamiento para adelgazar ha salido, he bajado posiblemente alrededor de 100 libras en total y he aumentado unas 120.
Mi limite ha sido llegar a pesar 80 kilos! Midiendo 153 es un escándalo, el punto de no retorno, el punto en que he dicho BASTA! No más, tengo que hacer algo y algo definitivo! No crean mis amigos lectores que la jugada que les voy a narrar es uno de esos cambios de conducta radicales donde me someto a un régimen de dieta y ejercicios! No!
Se trata de la bomba nuclear en el arsenal de la lucha contra el peso! Me refiero a CIRUGIA BARIATRICA! Y este es mi camino.

Sofia Guarnizo
Costa Rica 2014

En la proxima entrada como inicia este camino

0 comentarios:

Publicar un comentario