martes, 18 de junio de 2013

María Antonella Mirabelli padecía anorexia nerviosa murió el viernes pasado 14 de junio, en Entre Ríos Argentina. Tenia 19 Años,  un juez obligo  sus padres a internarla en un hospital, pero su madre aduciendo motivos religiosos la saco del lugar donde la estaban tratando.


Luego de discusiones y agresiones contra los trabajadores del hospital, argumentando que tenían "comunicación directa con Dios",  le negaron el tratamiento que requería. 

Algunas semanas más tarde, otro oficio obligó a internar a la chica para someterla a un tratamiento en el hospital de salud mental  pero Antonella se fugó del establecimiento con la ayuda de su madre. 


"Hasta el último instante de su vida teníamos la fe de que ella sería restaurada, como en otras circunstancias el Señor la había librado de esquizofrenia y trombosis. Pero la voluntad del Señor no fue la del anhelo de nuestro corazón sino que ella tenía que partir", añadió su madre


Increíble que pasen cosas como esta, inaudito, doloroso e impensable! No son palabras de Dios: ayúdate que yo te ayudare?


2 comentarios:

  1. Me parece una auténtica vergüenza... Dios no va a salvarnos. Esa mujer no merecía ser madre.

    ResponderEliminar